Ana y David, bajo el sol de Cartagena

Jamás hubiésemos podido pensar que la fusión Telecomunicaciones y Psicología podría dar tan buenos y gratificantes resultados en el mundo literario. Tampoco que escribir en pareja o a cuatro manos, no una sino cinco novelas, fuese factible sin que la magia narrativa termine con los trastos en las cabezas de uno y otro. Ana Ballabriga y David Zaplana rompen todos los moles. Hoy es la pareja de moda en Amazon; su Ningún escocés verdadero logró un éxito impensable hace unos meses: Mejor Novela Indie del Año ante 1.400 títulos provenientes de 34 países.

Por este y otros muchos motivos, pero principalmente porque nos fascinan sus novelas, Dulces de Prensa DdP ha mantenido un encuentro matinal en plena calle del Carmen, bajo el sol de Cartagena; desayuno informal junto a una de las librerías que hoy sí pululan por la ciudad portuaria: Santos Ochoa.

Y la mañana ha sido muy intensa. Entre pregunta y pregunta, entre sorbo de café y tostadas con tomate y aceite, se forjaba un posible contrato literario para un nuevo libro que pronto verá la luz. Pocos en este mundo de letras y libros tienen la posibilidad elegir editorial y de negociar condiciones. Ana y David ya han alcanzado ese nivel aunque saben que el camino ha sido largo y que, para alcanzar cotas más altas, hay que trabajar mucho, no solo durante el proceso creativo sino en el campo de la promoción en medios, a través de firmas o en la participación, como recientemente en Gijón, de certámenes o festivales de literatura.

20170731_121257

Ana y David residen en Cartagena desde hace ya algunos años pero se conocieron en Valencia durante su etapa universitaria a mediados de los 90. Él, Teleco. Ella, Psicología (y de Huesca). Surgió la conexión, afinidades comunes, entre ellas la literatura y el mundo audiovisual, y por supuesto, el amor, de momento un Amor Eterno, como reza el tema de Juan Gabriel.

En 2001, David regresa a Cartagena. El trabajo manda pero trae consigo a Ana. Ambos se instalan en Cabo de Palos donde, como nos cuentan, vivieron tiempos de relativa soledad; “fue una adaptación difícil, una etapa complicada” tras el paso por la universidad y Valencia donde surgió ese primer ‘roce’ literario en forma de historia de fantasía. “Empezamos a escribir juntos aunque no de manera premeditada, surgió esa unión pero en principio escribimos a salto de mata”. También nacieron esos primeros guiones para cortos “con cámara VHS y de aquella manera”.

Cruzados en el tiempo

Pero todo se hizo realidad con esa primera novela, terminada de escribir durante esa etapa en Cabo de Palos: Cruzados en el tiempo (2002), autopublicada no hace mucho en Amazon bajo la firma de Gaia Sanmartín; una mezcla de fantasía y ciencia ficción que hoy sigue dando sus frutos en el terrero del e-book.

El libro, el sueño, la creación… quedaron ahí en esos momentos, “pero teníamos claro que queríamos seguir en esto, que queríamos seguir escribiendo”. Tras consejos de un editor local, el fondo de la siguiente novela fue el de la propia ciudad de Cartagena. Fue un proceso largo, arduo, de mucho trabajo documental. Y nació Tras el sol de Cartagena (2007), un libro que tras diez años sigue en las listas de superventas de Kindle Amazon y recogiendo cientos de magníficas críticas; novela de aventuras, suspense, emoción y mucho malo suelto, donde el trasfondo histórico no falla.

Poco antes, surgió ADN Visual, una productora con la que trabajarían en guiones, booktrailers, documentales y recientemente, en la producción de programas para la televisión regional de Murcia. Pero esa es otra historia, como lo es la de los premios de relatos eróticos. Primero lo obtuvo David. Para no ser menos, Ana consiguió el mismo, aunque dos años después. Tal para cual.

20170731_120546

Morbo gótico

A estas alturas, como nosotros, y durante este desayuno bajo el sol de Cartagena a finales del mes de julio, os preguntaréis cómo se las apañan para construir un trabajo literario como Morbo Gótico, por poner un ejemplo. Nos cuentan que todo parte del diálogo. “El proceso arranca hablando sobre los temas que deseamos tratar, planteamos los temas que nos interesan, fijamos entonces una estructura, repartimos las tramas y los personajes. Con la historia en la cabeza comenzamos el trabajo de documentación, que también nos lo repartimos. Hacemos entrevistas, vamos a los lugares que aparecen en la novela, como fue el caso de Lisboa…”.

Así pues, antes de hacer efectivo el negro sobre blanco, David y Ana tienen la estructura, la documentación, las tramas, los personajes. “Después cada uno escribe una parte, nos vamos revisando; lo bueno es que tenemos estilos parecidos aunque a veces nos mimetizamos con el propio estilo de cada personaje”.

Las disputas surgen “cuando hay estrés, pero sin estrés no hay conflictos. En general, no existen grandes diferencias y cuando las hay, es porque uno tiene una idea que no es del todo bueno; el otro se lo recrimina… De esta manera, escribir entre los dos hace que eso nos sirva de filtro”.

En definitiva, como escritores, Ana y David trabajan en equipo, “nos adaptamos, aunque tantos las personas como sobre todo los escritores tenemos el ego exacerbado. Si te dicen que algo no está bien, a veces es importante entenderlo; si lo entiendes es mejor, se trabaja mejor. En este mundo, es fundamental ser humilde”.

Bajo el sol de Cartagena, cada vez más contundente conforme avanza la mañana, también hablamos con David y Ana sobre la temática que suele presidir cada una de sus novelas. “Nos gusta siempre introducir el misterio, creemos que funciona bien; los enigmas siempre enganchan. Utilizamos la novela negra pero como crítica social, que aporte reflexiones para el lector. Nos gusta que el que nos lea se lleve algo de esa novela, que aprenda algo, no necesariamente un concepto; nos referimos a que aprenda a entender, por ejemplo, el género humano; intentamos que haya algo que los lectores se puedan llevar: emociones, convenciones sociales, moral…”.

ana

En las novelas de David y Ana también están muy presentes, especialmente en la última, Ningún escocés verdadero, el sexo, una dura crítica social, y la violencia explícita, a veces muy cruel, tanto como el pasado traumático de la mayoría de personajes (tanto buenos como malos) que recorren todas sus historias y tramas. Cierto es que las circunstancias vividas en la infancia marcan el futuro de una persona, forjan su carácter y su forma de ser, pero eso no significa “que todas las personas que sufren, por ejemplo, malos tratos o viven circunstancias extremas en la juventud se vuelvan psicópatas” o repitan esas conductas sufridas. En Morbo Gótico, por ejemplo, la protagonista es psicóloga y parte de un pasado conflictivo pero bien resuelto, aunque con mucho sufrimiento, en su presente novelado.

Vamos terminando el desayuno-entrevista. Y lo hacemos donde más cómodos nos sentimos. En una librería, en este caso en Santos Ochoa. Allí posan para las fotos que acompañan esta información y hacen balance de lo vivido, pero sobre todo de lo que queda por vivir en este difícil y complejo mundo/mercado literario. “Vivimos todo esto aún con miedo”, tanto quizás como los personajes de algunos de sus libros; con ese suspense e incertidumbre que da la salida de cada libro. “Ha costado todo tanto, son muchos años para llegar aquí… El premio de Amazon nos ha abierto algunas puertas. Después de varios desengaños anteriores, ahora nos toca vivir esto”; un nuevo contrato editorial para una nueva publicación está casi listo. Pero eso es futuro inmediato.

Nosotros nos quedamos en el presente que no es otro que el de volver bajo el sol de Cartagena, de calle del Carmen en dirección a Plaza de España para seguir con nuestros particulares universos…

LEE, disfruta:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s