Autor murciano nacido en 1982, de carácter vitalista, enérgico, curioso y aventurero; cuyo lema es: “La vida no consiste en vivir de ilusiones, sino en vivir ilusionado”. Así se presenta Víctor M. Mirete, el brillante escritor de la trilogía de ficción histórica basada en el personaje Frédéric Poison, cuyo primer título, El dragón perdido (Malbec Ediciones), acaba de alcanzar la quinta edición. Pero este polifacético creador, además de novelas, escribe relatos, poemas, es guionista de eventos culturales, fotógrafo, periodista y actual secretario y socio fundador de la Asociación creadores y artistas, PALIN (además de técnico de mantenimiento en un hospital de Murcia).

Víctor M. Mirete es un tipo ingenioso, dotado de un agudo sentido del humor, con dotes innatas para la creación artística en todas sus vertientes, y con una capacidad de trabajo encomiable. No obstante, como él mismo nos cuenta, “reconozco que empecé a escribir allá por los 13-14 años con el único fin de ligar con las chicas de mi clase. Les escribía poemas y con el tiempo, el inesperado éxito acabó consiguiéndome clientes. Mis compañeros de clase me pedían poemas para regalarlos a sus chicas en San Valentín y ocasiones especiales (cosas de niños). Luego, me dio por escribir relatos de género negro, intriga, acción, ciencia ficción, tomando como personajes a mis compañeros de clase nuevamente. Pero todo ello tenía una doble función: saciar mi torbellínica mente creativa y escaquearme mentalmente de las clases de Matemáticas, que es donde los escribía, sobre todo”.

Su necesidad literaria siguió creciendo a la par que su inconstancia, rebeldía y descontrol en cuanto a su vida personal y académica se refiere. Así de rotundo se muestra Mirete. “A ello se sumó que fui padre muy joven (21 años) y tuve que dejar los estudios para dar de comer a mi familia”. Y casi un par de lustros después, “llegó a mi vida la posibilidad de crear algo importante y con un importante cuerpo literario. Me embarqué en la obra que hoy día es mi buque insignia literario y me lancé a la palestra pública con todas las armas que había ido creando en mi anterior vida, junto con las que he descubierto tener ahora; y las cuales me permiten hacer el tonto, pero ahora de una forma elegante y a veces, remunerada”.

foto-victor

-¿Quién es Víctor Mirete, además de ser padre de familia? Es fotógrafo, técnico sanitario, escritor, actor, productor audiovisual…

Pues mira, también juego al tenis a un nivel medio decente, me sale de muerte la fabada asturiano-murciana, colecciono chapas de cerveza (vivo al lado de Cervemur, lo cual lo facilita) y soy alérgico a las nueces y el melocotón (dato relevante si queréis invitarme a cenar, comer, desayunar o lo que os apetezca).

-La faceta más conocida de Víctor M. Mirete es la literaria y gracias a la primer trilogía de ficción histórica de la saga protagonizada por el investigador Frédéric Poison. Háblanos de ella en términos generales ahora que acaba de ver la luz El diario de René.

Realmente mi faceta más conocida es la habilidad para hacer malabares con tres pelotas de tenis a la vez, pero la literatura se acerca a ello, sobre todo con la trilogía de la que hablamos, (Risas). Y en cuanto a esa trilogía, puedo decir que a nivel estructural es una obra densa en cuanto a personajes, trama y momento histórico. Pero a la vez está configurada en base a una narración ágil, fresca, dinámica y trepidante. Es una saga de novelas multigénero en la que encontraréis aventura, acción, drama, espionaje, intriga y ciertas verdades no contadas acerca de la primera mitad del siglo XX. Vamos, una historia de puro entretenimiento, enigmas, pasión y desenfreno que os mantendrá absorbidos durante más de 1.000 páginas. Por cierto, están escritas para poder leerse de forma independiente, aun siendo una saga.

dsc_0979

-Eres un claro apasionado de la ficción histórica, de las dos grandes guerras, de la Guerra Fría… ¿Por algún motivo especial? ¿Tienes algún referente literario?

Desde siempre, desde el colegio tuve predilección por la asignaturas de Historia, Sociales, Filosofía… Con los años, te das cuenta del porqué de esos gustos y aficiones. Pero todo se basa en una frase que me decía mi madre: “Eres un películas y no puedes tener el culo quieto un segundo”.

Dicho de otro modo: Para mí, la historia es la única parte de la humanidad que está en perpetuo movimiento, y de la que todos somos actores. En cuanto a mis referentes, soy muy ecléctico y variopinto en mis lecturas: Márquez, Delibes, Asimov, Huxley, Lackberg, Reverte, Zafón y un largo etcétera. De todos se puede aprender mucho.

-Quién es y cómo es Frédéric Poison, y qué hay de él en ti, o que ha depositado Víctor Mirete, en lo personal, en el personaje.

Es un experimentado y cada vez más reputado espía francés de la Segunda Guerra Mundial. Pero lo que realmente es Frédéric, es un hombre con una desbordante pasión por lo que hace. Un hombre leal, aventurero, sagaz, antisistema, tremendamente inquieto y curioso, de fuertes convicciones, con mucha inteligencia social pero de carácter introvertido a nivel personal. Hay una definición que usa otro de los personajes (Miguel Barrera, su socio) para referirse a él: “Si hay alguien capaz de meterse porque sí en un gran embolado, es Frédéric; pero si hay alguien capaz de salir de ese embolado, sin duda es solo él”. Creo que voy teniendo yo más de él, que él de mí.

-En alguna que otra presentación te has abierto en canal, has hablado de ti en el terreno personal; incluso has llegado a afirmar que fuiste una persona un tanto rebelde… Quizás eras un niño hiperactivo que ahora está volcando todo lo que lleva dentro en el mundo de las artes.

En los últimos 5 ó 6 años he aprendido a canalizar mi potencial (aunque aún estoy en ello), pero sobre todo he alcanzado la estabilidad emocional y personal. He encontrado mi lugar en el mundo, la gente de la que quiero y debo rodearme y ya no me visto de otra cosa que no sea el verdadero Víctor M. Mirete. Mis padres lo agradecen, y por primera vez siento que están orgullosos de mí.

-En las presentaciones de tus libros fusionas de forma muy atractiva, lo puramente literario, con lo teatral y cinematográfico. Está claro que el público lo agradece y que, de hecho, estás creando tendencia…

No sé si estoy creando tendencia. Hago lo que me gusta como me gusta, sin imitar ni limitarme. Me gusta muchísimo el cine, la música, el teatro, la fotografía, la gente y las cervezas. Todo ello junto queda de lujo en las presentaciones de libros. El único fin es mandar el mensaje al público de que, para mí, la literatura es la madre de la cultura y que es enormemente entretenida.

 

-Has acuñado el término de Generación del 16… Cuéntanos.

Por cuestiones puramente mediáticas y generacionales, me lo están atribuyendo a mí, pero realmente el término lo ideó mi amigo Asensio Piqueras. Digamos que yo soy una de las personas que lo encarnan dentro de esa florida generación de escritores murcianos que comparten ideales, méritos, objetivos, estilos y capacidades. Gente que intenta abrirse hueco en un panorama literario muy elitista a base de trabajo, talento y fusión artística. No sé si hay que ir a Hacienda o pedir permiso a alguien para pertenecer a esa Generación del 16, pero supongo que nos pasará como con la del 98 o del 27, les servirá de algo cuando ya estén muertos.

-Y por otra parte, ¿quiénes son los 4 jinetes, que andáis justo ahora de gira?

Son los escritores: Sergio Llanes, con la saga de Las lágrimas de Gea; Pedro Martí con la saga del inspector César Giralt; Rubén F. Uceda con su saga del policía de la colonia de Marte Nicklas Magnussen; y el menda, con la saga del espía Frédéric Poison. Básicamente somos cuatro amigos que comparten afinidades, estilos y formas de expresarse; y que han construido un espectáculo literario en torno a sus obras con el que queremos llegar a los máximos lugares posibles, con la única idea de ofrecer al público un entretenimiento visual e interactivo basado en la cooperación, la amistad y el buen rollo. Fuera los egos, competencias y envidias. En estos espectáculos tienen un papel fundamental los personajes de nuestras novelas, mucho más que los propios autores.

-Tras el estreno de la tercera entrega de Frederic Poison y su promoción, tienes ya en mente algo pensado para tu próximo proyecto literario, si es que hay algo en proyecto?

Sí. Aunque la promoción de la trilogía ya supone mucho esfuerzo y dedicación, me he vuelto a embarcar en las ilusiones y tengo dos proyectos que me llenan el zurrón de mi parte vocacional hasta arriba. Uno de ellos es el desarrollo de una biografía autorizada de un personaje relevante de la farándula de la región, el actor y showman, Don Juan Bastida Arce; y que esperamos vea la luz a mediados o finales del 2017. El otro de ellos, es un western al más puro estilo Víctor M. Mirete, que espero publicar a finales 2018 como mucho. Nota mental: Espero que ambas las edite MALBEC, como así ha sido con Frédéric Poison.

 

-Finalmente, un deseo…

Poder tener siempre el tiempo y recursos suficientes como para volcarme al 100% en mi vocación sin tener que robarles demasiado tiempo a mi familia, mis dos hijas y mi mujer; que son realmente mis tres mejores novelas.

 

ENLACES DE INTERÉS:

www.facebook.com/VICMANPRODUCTIONS

http://vicmanproductions.blogspot.com.es/

https://twitter.com/VicmanProductio

https://www.amazon.com/V%C3%ADctor-Manuel-Mirete-Ramallo/e/B00JDSVQHQ

https://www.youtube.com/user/vicmirete

Anuncios

Un comentario en “Víctor M. Mirete, el escritor de culo inquieto, culmina la primera trilogía de Frédéric Poison

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s