Laura Ruiz Urbán: Jóvenes y niños se creen obligados a callar el terrible secreto de los malos tratos

La escritora alicantina, Laura Ruiz Urbán, debuta en el terreno literario con una ópera prima cargada de dramatismo, sensibilidad y heroicidad. Como ella misma indica, su novela Perdida en la Estación “no se basa en mi vida, porque por suerte para mí, formo parte de una familia maravillosa”. Sin embargo, otras personas, como la protagonista de su libro, no corren o han corrido la misma suerte. Abusos y malos tratos son dramas candentes que Laura Ruiz desgrana, a través de una historia de ficción, de manera magistral, vibrante y repleta de conocimientos.

No en vano, esta joven escritora, natural de Aspe, es Trabajadora Social “porque así me lo dictó el corazón cuando era adolescente. Quería ayudar a otros, especialmente a mujeres y menores en situaciones complicadas. Esta carrera me brindaba la oportunidad de hacerlo y no quise desaprovecharla. Por desgracia, y como les ocurre a tantos otros ciudadanos en este momento, no tengo un trabajo estable dentro de mi campo. Sigo buscando, así que si lees el artículo y buscas una trabajadora social comprometida y con ganas de luchar para cambiar el mundo, no dudes en ponerte en contacto conmigo”.

A Laura Ruiz le encantan el campo, la fotografía, el cine y por supuesto, la buena literatura. Además, tal y como ella mismo relata, “me gusta el mundo infantil, y disfruto de cada momento que paso con mi hija y mi marido, pero también con el resto de mi familia. Me gusta pintar, aunque es algo que no hago a menudo ni se me da del todo bien. Y en mis ratos libres, esos que cada vez son más difíciles de encontrar, escribo”.

Perdida en la estación es el debut literario de Laura Ruiz Urbán. ¿Cómo se forjó esta obra literaria?

Supuso mi primera vez delante de un teclado de forma diaria, ordenada y firme. No siempre acabo lo que me propongo, y a veces dejo a medias mis ideas y las retomo tiempo después, pero esta vez seguí adelante, sin rendirme. Sara me atraía, tal vez porque ni siquiera yo sabía cuál era su destino. He de confesar que me perdí con ella entre las páginas durante años. Pensé que nunca lograría salir del centro en el que se alojan durante algún tiempo. Allí se me atascaron las palabras, y la historia permaneció inmóvil durante algo más de un año.

https://www.amazon.es/Perdida-estaci%C3%B3n-Laura-Ruiz-Urb%C3%A1n-ebook/dp/B01E5NCA32

Presentación

-¿Es necesario tratar de una manera tan directa y clara el tema de los malos tratos tanto de género como a menores?

El machismo sigue demasiado arraigado hoy en nuestra sociedad. Es una lacra difícil de erradicar, ya que lo encontramos en todo lo que nos rodea: deportes, música, dibujos animados, programas y anuncios de televisión, juguetes, familia, amistades… Estamos tan acostumbrados a él que muchas veces pasa desapercibido. ¿Quién no ha reproducido alguna vez una conducta machista? Muchas veces ni siquiera somos conscientes…

Cuanto más dura es la batalla, más necesario es luchar para lograr el cambio. Y de ahí la importancia de no callar, de denunciar, de gritar a los cuatro vientos que las mujeres estamos aquí y queremos ser libres e iguales, que no permitiremos que nos callen a golpes, que se nos ignore, que se nos pague menos, que se menosprecien nuestros derechos o utilicen nuestros cuerpos… Es hora de cambiar las cosas.

Existen demasiadas Saras en España. Son jóvenes y niños de ambos sexos que se creen obligados a callar el terrible secreto de los malos tratos. Los motivos son diversos: indefensión aprendida, miedo a la reacción de los padres si denuncian, al rechazo de los compañer@s y de la sociedad en general, a la soledad, a sentirse juzgad@s y menospreciad@s… Y mientras tanto los insultos, los gritos, los golpes (si los hay), incluso los abusos sexuales siguen minando su autoestima, dejándoles secuelas que nunca llegarán a borrarse del todo.

Pero para que existan Saras debe haber también Luises y Marías. Hombres educados en el machismo que ven la violencia como un símbolo de superioridad y mujeres que, bien por educación o bien por costumbre o miedo, acaban sometiéndose a la voluntad de sus parejas, dejando atrás su autoestima y aceptando con resignación su nueva vida al lado de una persona que a menudo las hace sentirse desgraciadas.

Y sí, es básico hablar sin tapujos sobre la violencia contra la mujer por el hecho de ser mujer: violencia patriarcal, de género, del hombre contra la mujer y/o sus hijos, violencia machista, económica (pagar un salario inferior a la mujer, convertirlas en las únicas asistentas del hogar sin un salario, verse obligadas a seguir con su marido porque él es quien proporciona el sustento familiar…) o doméstica. Sí, distintas vertientes de un tema similar que al fin y al cabo lo que demuestra es que a día de hoy no hay igualdad real.

LAURA1

-Los abusos a menores se producen con mayor frecuencia de lo que pensamos.

Así es. Cuando estudié en la universidad dediqué muchas horas a hacer un amplio trabajo sobre este tema. Los datos son casi tan alarmantes como el desconocimiento del tema por el público en general. El incesto es tabú en España. En la actualidad ni siquiera está penado, aunque sí puede suponer la retirada de los hijos a una familia si se investiga el caso.

Copio textualmente de una web, ya que los datos son muy similares a los que a mí me constan. Os dejo el enlace por si queréis comprobar su fiabilidad: http://www.nosotras.com/salud/verdades-mentiras-sobre-incesto-47776

Una de cada cuatro niñas y uno de cada siete niños serán víctimas de abuso sexual para cuando tengan 18 años. El 43% de los menores que han sido sexualmente abusados, sus perpetradores son miembros de la familia. Entre un 28 y un 33% de las mujeres han sufrido abusos sexuales antes de los quince años. Entre un 75 y 80% de los abusos han sido cometidos por adultos conocidos por el menor. Se calcula que un 75% de los hombres que maltratan a sus mujeres también abusan de sus hijas. El diccionario de la Real Academia Española define al incesto como la relación carnal entre parientes dentro de los grados en que está prohibido el matrimonio”.

 

-Como trabajadora social y experta en estos asuntos, las mujeres siguen sin denunciar de forma inmediata. ¿Y se está haciendo lo suficiente desde el punto de vista social y político para erradicar esta lacra?

No se está haciendo lo suficiente. Ni siquiera nos acercamos a hacerlo bien. Para luchar contra un problema, primero hay que aceptar que existe y darle la importancia que se merece. Los políticos dedicaron, en el último debate público antes de las elecciones de Junio (PP, Ciudadanos, Podemos, PSOE) un total de 22 segundos a hablar de la violencia de género. Esto nos da una idea de la importancia que le dan. Actualmente, muchas de las ayudas que tenían las mujeres cuando denunciaban una situación de violencia han desaparecido. Hay pocas y encima éstas te hacen aparecer como “diferente” ante la sociedad, y recordar continuamente tu situación de víctima. Me explico: hay reducción de tasas para guarderías o colegio si eres mujer maltratada, pero tienes que presentar los papeles cada vez que quieras recibirlas. Esto te convierte, de por vida, en mujer marcada para la sociedad y no creo que ayude a la superación del sufrimiento vivido estar recordando continuamente el violento pasado. Igualmente, si eres mujer maltratada tu futuro jefe recibirá una ayuda si decide contratarte. Esto te beneficia, tendrás trabajo, pero a cambio, él o ella conocerá tu situación.

Una mujer que ha sufrido malos tratos no pretende estar dando pena a los demás, lo que desea es ser igual que el resto, olvidar, en lo posible, su pesadilla y ser valorada por quién es y no por lo que le pasó hace tiempo con un hombre que no la quiso, o no la supo querer.

Sé que vamos muy atrasados en España con este tema, pero si todo esto estuviera informatizado, sería más fácil para las víctimas acceder al apoyo.

En resumen, las ayudas económicas son insuficientes, y te dejan marcada como víctima ante la sociedad, que en la actualidad no considera la violencia de género como un problema importante, sino algo que, todavía hoy, queda dentro de las paredes de cada casa. He escuchado alguna vez una expresión que decía algo así: “los trapos sucios se lavan en casa”.

Foto Laura Ruiz Urbán

-Y volviendo al libro, estás cosechando un notable éxito de ventas, notables críticas y expectativas importantes de futuro como autora. ¿Cómo lo estás digiriendo?

Bueno, lo cierto es que no lo esperaba. No me puedo quejar. Ya llevo vendida la mitad de la segunda edición. El libro está gustando mucho. Puede que Sara se lo merezca, pero a mí su éxito me abruma un poco. Sé que su lectura ya ha ayudado a algunas personas, y espero que en el futuro muchas adolescentes sepan distinguir a un maltratador a un kilómetro gracias a él. Espero también que el libro sea leído por muchos hombres, pues pretende concienciar de una lacra  que también a ellos les afecta de forma negativa.

 

-En tu ciudad natal, Aspe (Alicante), incluso te paran por la calle y tu libro, Perdida en la estación, ha sido un best seller local. Una sorpresa o lo esperabas.

Sorpresa. Debo agradecer a los medios de comunicación que fueran ellos quienes dieran el paso de pedir una entrevista. Las televisiones locales de Nieves y el Moya, y también Radio Aspe tocaron a mi puerta para sacarme de la cueva en la que me había escondido la vergüenza. Mi madre, muchas de mis tías, mis primas, mi hermana… han hecho un gran trabajo de marketing que también debo agradecer. Y fuera de la población, muchas amigas y algún que otro amigo también me han promocionado después de leer el libro. Aún me resulta extraño que la gente me pare por la calle para preguntarme si soy yo la que ha escrito el libro.

 

-Laura Ruiz también escribe relatos para niños. Háblanos de esa faceta.

En ello estoy, es cierto. Actualmente Mari Angels Montojo y yo estamos envueltas en esta aventura. Yo escribo y ella dibuja. De ahí han salido los primeros “cuentos del cartero”. Todavía no han visto la luz, ni sé cuándo la verán, pero lo que sí sé es que juntas nos vamos a esforzar mucho para verlos publicados. Es una mujer estupenda.

Por otro lado, tengo un proyecto de futuro que, si no ocurre nada, será llevado a cabo por un hombre gallego de residencia aspense. No desvelaré todavía el misterio. Todo a su tiempo, pero desde aquí le mando un guiño al ilustrador para que se dé por aludido.  Es otra bellísima persona, y vamos a pasarlo mal con el tema de la vergüenza, porque creo que a él tampoco le gustan demasiado las cámaras, aunque ya ha estado delante de algunas gracias a algunos éxitos profesionales que nada tienen que ver con la escritura.

DSC_1023-001

-Laura Ruiz es una activa defensora de múltiples causas sociales, medioambientales y animalistas. ¿Cómo ves la situación actual en España al respecto?

Mal, mal, muy mal. No hay conciencia social. No la suficiente al menos. La gente se preocupa más por la programación de Telecinco (con todo mi respeto al que le guste) que por las personas que están falleciendo frente a nuestras playas, por las guerras que el dinero causa, o por la destrucción que estamos haciendo del planeta y los animales.

-Y finalmente, nos gustaría que nos hablaras de tu sueño o tus sueños, sean literarios o no.

Literarios: Poder dedicarles algo más de tiempo a esos trabajos que a fecha de hoy están a medio hacer, publicar, gustar, crecer como escritora, conocer a otros autores y leer, porque leer es soñar y soñar es vivir.

A nivel profesional: Encontrar trabajo en mi campo, a ser posible en lo que más me gusta: Trabajar con mujeres, con niños, con adolescentes… o trabajar por la igualdad, por lograr una sociedad más justa, en la que cada vez menos gente sea juzgada por su sexualidad, el color de su piel, sus creencias religiosas…)

A nivel personal: Seguir creciendo como persona, acompañada de las personas a las que quiero y de aquellas que admiro. Encontrar siempre el respaldo de mi familia. Vivir sencillamente y saber disfrutar de las pequeñas cosas, de las que cada día pueden sacarme una sonrisa que me haga feliz.

Anuncios

Un comentario en “Laura Ruiz Urbán: Jóvenes y niños se creen obligados a callar el terrible secreto de los malos tratos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s