Paco Mitos: un proyecto musical contundente, multicultural y polifacético

Llegó al mundo de la música para quedarse. Cambió la programación informática por su amiga del alma: la guitarra española; se adentró en el sentimental mundo de la composición clásica (y cinematográfica a la vez) y es el compositor e integrante del dúo (junto a Sandra Guerrero) Chica de Papel; todo ello unido a un complejo entramado cultural que acaba de ver la luz en Tarragona. Paco Mitos es natural de Cádiz y nos relata su polifacética vida (en la que tampoco falta la literatura) con mucha calma y buenos sonidos de memorables aires melancólicos que todos podemos degustar en Spotify.

Paco Mitos es muy joven aunque su amplia y densa trayectoria parece querer contradecir esta afirmación. A pesar de ser técnico superior de Informática, su trayectoria profesional ha estado completamente centrada en la música, quizás por obra y gracia de su padre. Primero en 2001 empezó a desarrollar sus estudios musicales (guitarra y composición) para después poner en marcha el proyecto MITO, que “pretendía adaptar temas clásicos de los grandes de la música a nuestro estilo”. Padre e hijo (piano y guitarra) desde 2006 han dado rienda suelta a su creatividad y pasión por diversos puntos de la geografía andaluza en un no parar de conciertos hasta la actualidad.

Paco Mitos, natural de Cádiz aunque residente en Barbate hasta hace no muchos años, también en 2006 se embarca en The Krash, “un grupo de rock, con toques de pop y punk pero que se disolvió oficialmente a primeros de 2011”.

Sus orígenes gaditanos siempre le han llamado. Y precisamente en el año 2007, tal y como nos cuenta, este joven músico recibió una llamada para participar en la comparsa de mujeres Las Aceituneras como guitarrista. “La experiencia no pudo ser más grata para mi formación musical (aunque también a nivel personal). Muchas actuaciones por toda la provincia, muchos buenos momentos, muchas satisfacciones que hoy son recuerdo”.

 

Ya en 2010, Antonio Reyes Zahariche, tal y como Paco Mitos describe en su página oficial,  “contó con mi apoyo a la guitarra rítmica para poner sobre el escenario las rumbas catalanas características de aquella formación. Con este grupo hemos podido hacer algunos conciertos por Barbate, donde fuimos muy bien recibidos por el público”.

Un año después empezó a consolidarse lo que hoy es el grupo Chica de Papel, del que él ejerce como todo terreno musical (la voz la pone Sandra Guerrero). “En verano de 2011 formé parte de un nuevo proyecto con mis amigos Sandra Guerrero y Maty Huéscar, después se sumaría José Romero, para dar forma a un grupo de pop con ella como estandarte.

En 2014, llegó la verdadera consolidación de este conjunto musical, con la salida al mercado del disco Primer Asalto, con base “de pop rock, baladas, medios tiempos”, del que se muestra muy orgulloso puesto que ocho de los diez temas del disco son suyos y además es instrumentalista de todo lo que se escucha en él. “En los conciertos soy el guitarra”.

Tras más de cinco años de actividad entre MITO, The Krash, la comparsa, Zahariche, Sandra Guerrero, y más de 200 actuaciones, este prometedor creativo musical apostó por él mismo, “componiendo música de bandas sonoras de corte orquestal”. Derivado de esta obra, “saqué a la luz en 2012 mi primer disco titulado Anthology of Sadness; disco instrumental orquestal, de temática profunda e introspectiva”.

Esta relevante obra musical fue compuesta por entre Jerez y Barbate, ciudades en las que habitualmente componía temas para cortometrajes, videojuegos, etc. “Aquello se hizo grande y nació este disco, de música clásica contemporánea” influenciada claramente por bandas sonaras de películas. “Es música instrumental, con mucho piano, algunos vientos, con alusión a cierta tristeza, pero a la vez cierta esperanza. Aquí cada nota y cada arreglo está hecho por mí”.

Un año después de aquel lanzamiento, y ya en tierras catalanas, “saqué a la luz el segundo disco recopilando las distintas bandas sonoras que he hecho en el último año. Lleva por nombre Original Sound Track Collection (Volumen I)”.

Y precisamente desde esas tierras catalanas, concretamente desde la ciudad de Tarragona, mantenemos esta entrevista con Paco Mitos. Nos habla sobre las razones de su movilidad geográfica tan acusada: de suroeste y noreste. “Un pueblo no te ofrece las posibilidad de ocio y cultura que yo quería o necesitaba. En Barcelona, sin embargo, me sucedía todo lo contrario, me veía muy liliputiense, me sentía demasiado pequeño. Tarragona me ofrece las prestaciones culturales de una gran ciudad, con muy buena gente, un clima inmejorable y junto al mar”.

En Tarragona ha dado continuidad al proyecto Seguimos en Pie, una asociación cultural y social que nació en Barbate, pero que tiene ámbito nacional. “Con ella organizamos festivales, conciertos y ha derivado en talleres, actividades musicales diversas, charlas, presentaciones culturales…”.

Hoy, Seguimos en Pie se encuentra en la calle Asalto de Tarragona. Allí “estamos levantando un interesante centro multicultural, donde ofrecemos clases de guitarra, un espacio para presentaciones varias y también un punto de venta para creaciones de artistas (libros, maquetas, cuadros…). También ofreceremos conciertos acústicos”.

Este músico quiere aprender de los mejores, motivo por el cual mantuvo también un encuentro con el que fuera uno de los ingenieros de sonido y productores del Rey del Pop, Michael Jackson. Con Brad Sunberg pudo compartir un gran número de experiencias muy cercanos al artista de la música popular más importante de todos los tiempos

Paco Mitos también se descubre como narrador, con relatos cortos que acompañan a sus composiciones instrumentales, que se escuchan, se leen y sienten en You Tube. Aquí uno de ellos para cerrar este encuentro con un artista de talento, inquieto y que busca incansable nuevas melodías para dar voz y eco a las imágenes más oscuras”.

 

HE´S BACK

Corrían otros tiempos, cuando las guerras eran sobre tierra y no había más que algunos pájaros de metal, cuando los ejércitos se movilizaban sin más motor que sus piernas hacia las trincheras.
Hoy era el día para ella. La espera la carcomía por dentro y apenas podía aguantar más: hoy llegaba su marido que durante meses había estado en otra estúpida guerra. Lloraba, no solo porque la espera tocara a su fin, sino también por el alivio a tanta angustia e incertidumbre de saber si el hijo que esperaba podría conocer a su padre o si su hermano de dos años podría criarse con este.
En el fondo, no era una vida deseable, pero él, un aguerrido patriota, creía en su trabajo y en el concepto de patria.
Hoy sobre las 14:00 horas estaba prevista la llegada del buque militar a puerto y todas las familias y altas autoridades se iban a dar cita allí para recibir a los héroes nacionales.
Aunque aún faltaban unas horas empezó a prepararse con mimo empezando por su vástago. Se había hecho muy grande tras ocho meses desde que su papá se fue. Tenía ropa nueva y ella lo pondría bien guapo para tan importante recibimiento. Ella, más que por el hecho de estar guapa, se arregló por disimular ante la sociedad e incluso ante su hombre, las huellas que en la cara le había dejado el alargado desasosiego en el tiempo. Tras hacerse un bonito peinado, y ataviada con un elegante traje premamá veige, metió a su hijo en el carro y salió de casa a paso lento. Tenía tiempo de sobra.
Pero el tiempo no fue malgastado en su mente. Pensaba en el futuro y en la inestabilidad emocional que le propiciaba la situación.

En ocasiones anteriores, se limitó a convivir con las incertidumbres propias del trabajo de su compañero. Pero la idea de poner sobre el tapete otras opciones era un clamor en su interior. Pensamientos como “¿qué sería de estos niños sin su padre?” o “¿por qué prefiere su profesión aún arriesgando la vida?” le atormentaban en su paseo hacia el puerto.
Fueron pasando los minutos y a medida que podía observar en su inmediata lejanía la entrada al puerto, las elucubraciones se iban despejando para dejar paso a los nervios y a la emoción que empezaban a asomar.
Se unió a varios cientos de madres con sus hijos que esperaban en el muelle cuando. A los pocos minutos se divisaba a lo lejos el buque que los traía de vuelta. Las lágrimas empezaron a aflorar entre algunas mujeres. Muchas de ellas habían pasado profundas depresiones ante la incertidumbre, la ausencia de noticias o los retrasos del correo. Los niños, que oscilaban entre los meses de vida y pocos años, también tenían la mirada perdida en ese horizonte en busca de sus padres.

Con el barco ya a doscientos metros, los soldados desde la cubierta podían observar un mar de brazos alzados saludando efusivamente. También podían escuchar los gritos de bienvenida de sus familiares hacerse hueco entre el sonido sin alma de los motores del barco que disminuían revoluciones. Asimismo, las mujeres y los críos se esforzaban en dejar claro el mensaje de “bienvenidos a casa”.

Al llegar a puerto, un caudal de amor en forma de reencuentros se dio. Parejas emocionadas ante un abrazo cuya ausencia había hecho mella en el ánimo, niños que volvían a contar con un faro paterno y horas de sueños que se vuelven a asomar a las vidas de esas mujeres.
Su hijo de dos años podría volver a disfrutar de su padre, mientras que el soldado podía contemplar por primera vez el protuberante vientre de su esposa y por enésima la sonriente y emocionada cara de esta.

Tras secarse mutuamente las lágrimas y recomponerse de abrazos fuertes y largos, la familia siguió su rumbo a casa. La felicidad iluminaba su camino y la alegría se revolcaba en él. Miradas cómplices con el pequeño subido a hombros de su padre, relatos de anécdotas ocurridas durante los ocho últimos meses en las vidas de ambos y el calor de la lumbre en la casa, adornarían la dicha de los próximos tiempos. Desafortunadamente, solo mientras que los señores de la guerra dejen de trabajar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s