Lola Gutiérrez, una arquitecta de edificios con forma de libros

Irradia optimismo y vitalidad, dos cualidades que intenta infundir en sus novelas o relatos, a través de sus personajes. Su actual editor, Francisco Serrano, la define como la arquitecta de las palabras y su última novela, de carácter histórico y romántico, Playa de Poniente (Finalista Premio Libro Murciano del Año) ha sido y sigue siendo todo un éxito. Dulces de Prensa DdP charla con la escritora cartagenera Lola Gutiérrez…

En la actualidad, Lola Gutiérrez es una de las escritoras más activas y dinámicas de la región de Murcia. Su producción literaria (abarca hasta el momento tres novelas y un importante número de relatos) está acompañada con la organización y presencia de actos culturales, entre ellos Murcia Romántica o una mesa redonda especializada en la nueva edición del Encuentro Literario de Autores en Cartagena (ELACT).

A esta autora se la considera o define como una arquitecta de edificios con forma de libros. Según rezan algunas de sus críticas, “su arte mezcla sabiamente todos los materiales narrativos, forjando palabras y situaciones colmadas de sentimientos, de amor y optimismo”. En sus relatos, Lola Gutiérrez “frecuenta la ironía, los escenarios oníricos, y sus tramas están minuciosamente elaboradas y a menudo salpicadas de humor”.

Pero todo empezó hacia algunos añitos, en su etapa escolar. Tal y como nos cuenta, “desde el colegio he estado ligada a los libros, preparando obras de teatro en el cole, con talleres literarios, tertulias literarias”. De hecho, Lola Gutiérrez siempre ha sido “una inventora de historias a las que les daba luz y color”.

Pero durante veinte y seis años, la vida de Lola Gutiérrez ha estado en lo profesional alejada de la producción literaria. Su misión, quizás en ese momento fuera otra. Regalaba sonrisas en el Mercado de Santa Florentina (Cartagena).

Su producción no ha sido temprana, pero quizás no lo haya sido porque no encontró, así nos relata, el apoyo necesario entre su familia, amigos y el mundo en general. No recibía los ánimos suficientes para lanzarse en cuerpo y alma al difícil entorno literario por el que nos movemos en este singular país. No obstante, “decidí seguir el camino, gracias también a una amiga de mi hija, mi amiga Laura con la que intercambiaba libros, leía mis manuscritos y me decía: preséntalo, son buenos”.

Fue en 2009 cuando al fin vio la luz su primera novela, Suspiros de España, que narra la historia de Antonia, una chica que abandona su localidad natal. Recae en Cartagena, donde conoce a un hombre casado,  del que se enamora y del que queda embarazada. También “se entera de que el pasodoble más famosos de España se escribe en la calle Mayor”.

En 2011 llegó el turno de Entre Bahías, que narra la historia de una cartagenera que se marcha a trabajar como profesora a San Francisco. La muchacha vivirá una gran historia de amor que, sin embargo, estará a punto de costarle la vida y que la abocará a regresar nuevamente a España.

Y de la mano de la editorial MurciaLibro y de su editor Francisco Serrano, vio la luz en 2014 su gran éxito, Playa de Poniente (Premio Finalista Mejor Libro Murciano del Año) novela basada un hecho histórico acontecido en las playas de Cabo de Palos (Cartagena) en el verano de 1906: el naufragio del transatlántico italiano El Sirio, un suceso tan dramático como desconocido y olvidado, que movilizó a los lugareños de la zona quienes se volcaron en cuerpo y alma en rescatar y ofrecer su auxilio a los supervivientes. “Este espontáneo salvamento se tiene por el más importante rescate realizado por civiles en la historia de la navegación marítima”, tal y como nos dice Lola Gutiérrez. La crítica califica a este libro como “una obra entrañable, seductora, ágil, muy bien planteada, y dotada de esa pulsión, de ese mágico latido con el que Lola sabe dar vida a sus criaturas y capturar irremediablemente la voluntad del lector desde la primera página hasta la palabra FIN”.

Lola Gutiérrez recuerda que el primer libro “pasó de puntillas en Cartagena, aunque conseguí lectores fieles. Se agotó la edición pero no hubo más”. Después con Entre Bahías, el reconocimiento fue mayor. Aunque como ella afirma, Playa de Poniente la ha situado dentro del panorama literario y de forma notable gracias a una emotiva historia que la escritora cartagenera intenta rescatar del olvido, al igual que hizo el actual cronista oficial de Cartagena, Luis Miguel Pérez Adán, con su obra El naufragio del Sirio.

Los ojos de Lola Gutiérrez reflejan orgullo y satisfacción mientras habla de su Playa de Poniente, novela de la que se acercan las tres ediciones. “Al principio no iba a ser una obra histórica, sólo de fondo, pero vi que se quedaba corta. Tuve que aparcar la trama e iniciar el proceso de documentación sobre la historia de este barco, las personas que la rodearon. He leído bastante sobre el asunto de El Sirio y me he dado de bruces con una serie de datos confusos y contradictorios. Debido a la época, principios del siglo XX, no hubo información fidedigna sobre el hundimiento” frente a las costas de Cartagena. El cronista Pérez Adán, como reconoce Lola Gutiérrez, gracias a su trabajo “fue capaz de recuperar la memoria de ese acontecimiento, poner luz a muchos elementos” y recuperar la luz de un barco de vapor de pasajeros que se construyó inicialmente para la marina mercante italiana. “Este barco se remodeló para hacer la competencia a los barcos españoles que hacían el traslado de emigrantes hacia el Nuevo Mundo”. A la autora de Playa de Poniente le da pena “que a nivel nacional aún nadie sepa que este caso fue el único salvamento reconocido en la historia de la navegación española realizado exclusivamente por civiles”.

Durante esta entrevista, Lola Gutiérrez se describe como una escritora a la que le gusta “hacer sufrir, hacer llorar o reír, pero sobre todo transmitir. Y todo con buenas dosis de ironía y de forma ágil, explicando las cosas de manera sencilla”. Pero también Lola Gutiérrez intenta endulzar, rescatar al lector de las preocupaciones y cargas de su día a día. La vida es maravillosa y merecemos cosas agradables”.

A Lola Gutiérrez no le gusta hablar sobre Lola Gutiérrez, prefiere hacerlo sobre sus personajes. “Soy muy observadora, y si uno es un delincuente o un pendejo, leo cosas sobre este tipo de personas; me voy al extremo e intento pensar como lo harían ellos”.

En estos momentos, Lola Gutiérrez tiene un libro de relatos acabado. “Estoy esperando luz verde de mi editor. También espero poder reeditar mis dos primeras novelas”. Al mismo tiempo se encuentra escribiendo su nueva novela.

No renunciar a los sueños y la constancia. Son dos consejos que ofrece a los nuevos autores, a los jóvenes escritores. Pero es muy clara en una cosa. “El trabajo no lo terminamos cuando escribimos FIN en la última página del libro. Hoy debemos implicarnos con la promoción, presentaciones, firmas de libros, hacer que te conozcan en tu entorno, en las bibliotecas, en los colectivos. Hay que  moverse y ser perseverante. Es la manera de demostrar el cariño que le tenemos a lo que hacemos y es mi manera de demostrar el cariño que le tengo a mis personajes. Hay que implicarse con los libros, en la calle y no sólo detrás de un ordenador”.

Escritora Maldita

Muchos han bautizado a Lola Gutiérrez como la “escritora maldita” por supuestos plagios en parte de dos de sus obras: Entre Bahías y Playa de Poniente, cuestiones que han salido a relucir en numerosos medios de comunicación que se han hecho eco sobre ambas cuestiones. Ella nos asegura y lo dice “con la boca llena, que mi libro le sirvió de inspiración y copió todo lo referente a la llegada de las dos españolas al aeropuerto de San Francisco” a María Dueñas con su Misión Olvido. “A mi juicio son historias demasiado similares”.

La supuesta maldición se reeditó dos años después cuando “otra escritora saca otra novela idéntica a la mía, a mi novela Playa de Poniente”. Y “puedo decir, porque esa autora me lo ha confirmado, que en su estancia en Cartagena compró mi libro un año antes de que ella publicara el suyo, que también trata la misma historia, que construye a modo de flash-back, igual que yo; mi protagonista es un periodista que escribe un libro sobre el barco y los suyos, una pareja que elabora un documental sobre el mismo barco”.

Lola Gutiérrez no deja de sonreír. Y eso que le duelen los pies tras buenas caminatas el día anterior a la entrevista. Entre sonrisa y sonrisa, entre anécdota y anécdota, piensa en el futuro inmediato como autora. “Yo sólo deseo que mis personajes cobren vida, los de antes y los de ahora y los que están por venir, que sean conocidos. Me da igual mi nombre. También quiero seguir escribiendo, publicando, seguir contando historias, porque la vida es una historia que cada cual tenemos que construir. Mi editor me denomina como la arquitecta de las palabras. Me gusta esa definición”.

Y a nosotros aquí. Y como creemos que queda bonita, ahí lo dejamos.

Información:

https://es.wikipedia.org/wiki/Lola_Guti%C3%A9rrez

http://www.murcialibro.com/detalles.php?ref=314

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s